Nuestra única respuesta era seguir igual y a la mierda con todo

martes, 26 de julio de 2016

me quedo sin fuerza y me canso.


Pensaba que ya había dejado de estar triste, que ya estaba, que ya había llorado toda la pena y que no quedaba dentro. Insensibilizada y estéril.


y no entiendo por qué sigue haciendo tanto daño.



hay cosas por las que prometí que no volvería a estar triste. como que alguien no quisiera compartir el tiempo conmigo. Y no entiendo por qué por qué por qué le sigo dando importancia.



Supongo que una persona normal no aguanta tanto tiempo sin existir. No entiendo por qué lo he hecho. No entiendo dónde va toda esa autoestima y todo ese orgullo. Dónde ha ido y por qué sigo sin poder salir de aquí. Sin existir. Solo como pesadilla y carga. Solo como una sombra a la que odiar.



domingo, 24 de julio de 2016


algún día alguien me querrá solo a mí.





no seré una mitad, no seré un trozo, no seré un espacio. seré un todo.

viernes, 22 de julio de 2016





sigo aquí, cerrando los ojos y respirando, quieta, sin moverme. escuchando como se ríen de mí. 
quería marcarme esto en la piel pero ahora ya no es mío. 

jueves, 21 de julio de 2016


miércoles, 20 de julio de 2016



soñé que vivía en México. Soñé que estaba sola y buscaba un hombre por un río. Soñé que alguien me grababa y me humillaba. 


desperté y deseé estar en México.  

jueves, 14 de julio de 2016




una anécdota.

por un momento cojo mi cuello con las dos manos y soy consciente de lo pequeño que es. perder la conciencia. noto como la piel se envenjece, como pasa el tiempo. 







martes, 12 de julio de 2016

Y ahora el ciclo vuelve a empezar.
















miércoles, 6 de julio de 2016

Llevo ya una copa de más,
aquí en La Sed Mortal, cuando llega Dodó.
Y yo no me muevo de aquí,
y aun así habré de llegar a la conclusión de que no hay
un ser más culpable que yo,
ni lo habrá, sobre la tierra.
Y empiezo a pedir así:
Por las cosas que siento y por aquellas que odio sentir,
por mi mala cabeza
porque mi calavera, ella no dejará de reír,
por las lunas nuevas,
por las cosas revueltas que dan vueltas dentro de mí,
por seis años de penas
y por cosas que ni tan siquiera me atrevo a decir.
Perdón por mis pies siempre fríos,
por la noche pasada, y por la otra, y por aquella también.
Perdón por el Gran Sinsentido,
por querer comprenderlo y, sobretodo, por no comprender

Perdón.

Y Dodó me observa,
y yo le oigo rezar así: "Perdón por existir."

Nacho Vegas / En la sed mortal




nada. no hay nada.  

lunes, 27 de junio de 2016

si dejo de respirar por un momento puedo escuchar como se ríen de mí. 





















viernes, 24 de junio de 2016

Cuando crees que tienes problemas de corazón, que tomas demasiada sal con cada comida, que tienes que dejar de tomar speed porque un día te petará el corazón, porque en cualquier momento puede darte un ataque porque te duele el corazón y eso quiere decir que algún día te empezará a doler el brazo izquierdo y adiós muy buenas mi corazón no lo ha soportado, he petado.

Luego te enteras que no, que es ansiedad, que no tienes problemas de circulación, que tu cuerpo, por dentro, aunque te metas mierda aunque comas fatal aunque no hagas ejercicio aunque tu vida sea unaputamierda estás de puta madre, hecha un roble, sanísima, joder, te quedan muchos demasiados años por delante. Y respiras tranquila, ya está, no pasa nada, está todo bien, soy la puta ama.

Luego vuelve a dolerte el corazón, las taquicardias, el dolor dolor dolor punzante y entonces ya no está todo tan bien, cuanto más piensas más duele y no consigues que pare porque eres tú tú tú tú tú tú tú y solo tú la que se provoca ese dolor. Y respiras hondo y piensas en lo fácil que sería tener un ataque al corazón y no-tener-que-pensar.

miércoles, 22 de junio de 2016








Cómo lo hace la gente. Mirar a otro lado. No pensar. Ni ver.

domingo, 19 de junio de 2016

Es asquerosa la sensación de dejar de existir. De vacío. De dejar de ser. No ser no existir no ser nada.




(En realidad me pone profundamente triste y no quiero sentirme así)

miércoles, 15 de junio de 2016

Ver como un niño se emociona por todo me deprime. Me deprime pensar que es imposible volver a eso. Que una vez que uno está deprimido y triste y puede ver todo con claridad, tal y como es, pues que resulta imposible emocionarse con nada.

Pienso en salir del cine cuatro años antes. Comentar la película, es de noche, no hay metro y hay que volver a casa.

Podría caminar durante horas mientras tuviera música, podría ir donde fuera completamente sola, caminando.

Ver como un niño alucina todo el rato me pone enferma y muy triste. Me pone triste y enferma pensar en tener hijos, me pone triste pensar en todo eso, en lo lejos que está todo y en lo poco y lo mucho que me gustaría fliparlo todo otra vez.

He dejado de maquillarme y de peinarme, es otra fase de esas de autodescubrimiento, a ver hasta donde aguanta Sofía creyendo que tiene ideas por sí misma.

Me pone enferma pensar que ya está. Ya está todo.

Lo bueno de estar solo es que al final haces lo que te da la gana y puedes mandarlo todo a tomar por el culo.

jueves, 9 de junio de 2016

como cuando antes me parecía vital enseñarle alguna película, era una necesidad, era algo totalmente trascendental y necesario.

(ahora me parece todo tan lejano y extraño, como una tontería, como que no sé por qué malgasté tanto tiempo, no entiendo por qué sigo pensando en hacerlo)

querer desnudarse ante alguien puede resultar asqueroso y sin sentido. Pensaba que no podía estar ya más triste pero parece que sí.



(no tengo ganas de conocer a nadie, de tener que hacer esfuerzo, de tener que prestar atención, no, no quiero conocer a nadie nunca más.)

Me siento débil y vacía, con una necesidad horrible de sentirme encerrada por alguien.

(La cabeza me da demasiadas vueltas, no saber decir que no, no querer.)


(querer a alguien es un rollo)

lunes, 6 de junio de 2016

40 horas después, exploto y me muero y no sé pedir ayuda y  entonces me siento pequeña y absurda y la culpa culpa culpa por pedir algo que no es de verdad.

La piel caliente y el cuerpo temblando y yo solo necesito estar en contacto, tocar, sentir, cambiar mi ritmo cardíaco por favor, algo, no pensar no pensar no pensar. El corazón cada vez va más rápido y yo ya sé por qué. Las ganas de llamar la atención, de que alguien me salve sin tener que pedirlo, de que alguien me cuide.  Amargo amargo amargo amargo, pienso en úlceras en el estómago, en acidez, en descomponer mi estómago y todo el interior de mi cuerpo a través de sulfatos y basura basura basura basura.

Mi cabeza se hincha, dejo de oír y entonces necesito volver porque no hay nadie aquí.

Paso unas horas horribles, el pecho me va a estallar y el cuerpo se me va a secar pero durante un momento llego. 



(Me paso el fin de semana viendo parejas de chicas pequeñas y chicos muy altos que las abrazan y las mecen en los conciertos y entiendo que yo no soy así, que no es para mí, que yo no sirvo para eso. Y por un momento, durante el concierto de Beach House me pongo terriblemente sensible y me doy cuenta y me lo repito. 

Antes había pasado un rato genial, fingiendo que no pasa nada, que todo está bien, fingir que me quiere de verdad y notar cómo cambia el querer antes y el querer después de follar. ya no sé escribir, soy una niña y el te quiero de antes no es el mismo que el de después y lo sé lo sé lo sé lo sé todo es mentira y aún así necesito creérmelo y lo hago y todo parece de verdad durante un rato.)




Llego a ese estado disociativo que tan útil me resulta y me doy cuenta de que no, no necesito a nadie, no quiero cosas que tengo que pedir, no quiero momentos que no son de verdad y todo vuelve al silencio, a la calma y a la verdad de que soy yo y solo yo la que puede salir de aquí aunque sea evidente que no quiero hacerlo.



(Pienso en un ataque al corazón, en ese piso tan poco amigable y esa gente tan aislada, mi cuerpo pudriéndose en las sábanas asquerosas y rojas. Mi cuerpo descomponiéndose durante días hasta que el olor resulta insoportable y alguien empieza a notar la ausencia)



Ese pensamiento me dura varias horas y cierro los ojos y me duelen y me escuecen y solo veo caras de gente que no conozco y ni me importa.
Horas vacías, momentos perfectos, gente horrible, sonido complicado, Heroes (me la quedo para mí y solo para mí, como buena hija pequeña que soy), mis amigos bailando delante de mí y yo sola detrás, pensando en que una vez se la dediqué a alguien y no sé si alguna vez alguien lo hará por mí y me muero y me parece precioso ver a tanta gente junta aunque no signifiquen nada para mí, y la nada, al final, después de horas, la cama, el silencio, no poder parar de gemir para sentir que no voy a morirme y solo yo, sin poder pedir ayuda.




me paso las horas histéricas escuchando The Last Shadow Puppets por recordar el concierto, Radiohead por habérmelo perdido queriendo y viendo Godfellas como premio por la paciencia, por no haberme vuelto loca. 

martes, 31 de mayo de 2016

(Un año ya, que rápido ha pasado todo.)




Una semana en la que fui muy feliz y a la vez asquerosamente infeliz.

domingo, 29 de mayo de 2016

como una niña pequeña que no sabe gestionar bien las emociones, como una niña pequeña que reclama atención y cuidado. Sin llegar a ser una mujer fuerte que no necesita de nada ni de nadie para poder ser ella misma.